EQUITARIAN INITIATIVE (Hispaniola)

Ser veterinario de equinos es un largo viaje, no siempre fácil pero definitivamente una forma de vida my apasionada por lo que hacemos; la mayoría de las veces el trabajo se convierte en nuestro hobby, si eres veterinario y estás leyendo esto, sabes de lo que estoy hablando; Sin embargo, en mi experiencia personal llego para mi un momento de crisis, sentí que mi trabajo y mi esfuerzo no eran suficientes para ayudar a los caballos y no encontraba una manera de ayudar también a las personas creando un impacto social dentro de mi profesión, lo que quiero decir es que estaba perdiendo mi propósito y en un momento ya no tuvo sentido trabajar dieciocho horas al día, no tener tiempo para mis amigos y familiares, no recibir los pagos a tiempo, descubrir que algún propietario solo quería que el negocio siguiera funcionando pero realmente no ayudar a sus caballos, y lentamente fui perdiendo mi propósito real en ese proceso. Ese momento fue cuando se me presento esta increíble oportunidad: EQUITARIAN INITIATIVE


“Equitarian Initiative” es una organización sin fines de lucro que ayuda a las comunidades locales y a los propietarios de equinos al proporcionar atención veterinaria experta para caballos, mulas y burros que trabajan en países en desarrollo como Honduras, Haití, Guatemala, Perú, Costa Rica y Nicaragua. El equipo está formado por veterinarios voluntarios, técnicos veterinarios, científicos de animales, granjeros y estudiantes que viajan a regiones remotas del mundo para proporcionar: cirugía, anestesia, medicina interna, herraje, odontología y educación a las comunidades mas vulnerables

La primera experiencia que literalmente me dejó alucinada, fue darme cuenta y comprender profundamente el impacto global y la fuerte relación que los equinos tienen en las personas; Hay más de 650 millones de personas en todo el mundo que dependen de al menos 100 millones de caballos de trabajo, burros y mulas para sobrevivir, estos animales son esenciales para el comercio, el transporte, el turismo y la agricultura de subsistencia.













Soy de Colombia, por lo que habrían pensado que ya lo sabía, y de alguna manera, lo sabía, pero hasta ese momento no me di cuenta de que podía cambiar esa realidad y ayudar a estas sociedades. Escuchar a una madre, cabeza de familia, decir que la razón por la que tiene comida y agua todos los días en su mesa y el motivo de que sus hijos pueden ir a la escuela es porque tienen un burro como apoyo económico, fue muy impactante para mí. Por supuesto, la mayoría de estas familias no tienen acceso a atención veterinaria o no pueden pagarla y aunque no siempre, muchas veces estos animales solo se ven como una motocicleta y se les trata de esa manera. Es por eso que es tan importante trabajar no solo brindando medicina veterinaria y bienestar a estos caballos, sino también enseñando a las comunidades la importancia de cuidar bien a estos animales y sus necesidades para tener una vida sana y feliz.

Este año, gracias a una beca, tuve la oportunidad de asistir a uno de los proyectos desarrollados por “Equitarian Initiative” en la Península de Osa, en la parte suroeste de Costa Rica. Este proyecto me permitió encontrar mi pasión nuevamente, los miembros de la junta de esta organización: Julie Wilson, Tracy Turner, Judy Batker, Stacy Tinkler, Cassie Torhorst, David Turoff y Annie Henderson son increíbles y los veterinarios más valientes que conozco, dando todo su esfuerzo y conocimiento gratis, siempre dispuestos a enseñar y ayudar no solo a las comunidades y sus caballos, sino también a un equipo completo de veterinarios desconocidos, herreros y agrónomos que se reúnen allí con un mismo proposito: aprender y ayudar. Durante la semana tuvimos algunos días de conferencias y cuatro días trabajando en cuatro comunidades diferentes, fue increíble ver a este equipo trabajando como una máquina de petróleo, ayudándose mutuamente sin importar nada, interactuando con la gente, tratando de comunicarse en español e inglés al mismo tiempo y trabajando en animales que no eran exactamente fáciles de manejar. Puedo decir que encontré más que colegas, seres humanos reales que comparten esta pasión por salvar vidas y ayudar a las personas en el proceso. Hicimos exámenes físicos para todos nuestros pacientes, incluidas vacunas y desparasitación, muchas castraciones con técnicas asépticas, bajo anestesia general y con manejo del dolor, toneladas de dentales para evitar problemas gastrointestinales y pérdida de peso, y nuestro increíble equipo de herreros entrenó a las comunidades para mantener todos los cascos sanos para trabajar.

Uno de los miembros más admirables del equipo es Franso Acky Fracciterne, este joven es un agrónomo de Haití y viviendo la pobreza y el bajo nivel de bienestar de los animales en su país, tenía dos opciones: salir del país buscando algo mejor o quedarse hacer algo para ayudar y cambiar esa realidad. De las cenizas y con mucho esfuerzo construyó “Ag Horizone”, esta organización educa y capacita a las personas para que cuiden a sus animales y desarrollen habilidades básicas en atención veterinaria; desde jóvenes hasta ancianos asisten a la escuela de Acky para hacer del mundo un lugar mejor; Esto fue tan inspirador para mí que ahora Horse Medicine and the Equitarian Initiative está esperando la oportunidad de construir un proyecto en Colombia.

El mensaje para que se lleven de este blog es que todos ustedes reflexionen sobre el impacto global que nuestra profesión tiene en el mundo, siempre tengan en cuenta el hecho de que realmente podemos transformar nuestra realidad ayudando a los animales y a las personas. Nuestro propósito en la vida va más allá de nosotros mismos, se trata de compartir nuestro conocimiento y ayudar a los demás, eso es lo que nos recuerda todos los días por qué hacemos esto.

Si desea obtener más información sobre el voluntariado de la “Equitarian Initiative” o si desean visitar Ag Horizon en Haití, envíeme un correo electrónico y los pondré en contacto con los líderes de los diferentes proyectos.

Font Resize
Contrast
Call Us Text Us